Personales

Ombrofobia: ¿tienes miedo a la lluvia?

Miedo a 73628

Tratamiento de la ombrofobia Qué es la ombrofobia La ombrofobia es el miedo a la lluvia que también se conoce como pluviofobia. Esos días lluviosos, las gotas cayendo sobre la ventana, mojarte los pies en la lluviael olor a tierra mojada Que el cielo esté nublado, que amenace lluvia, que llueva, que estés en la calle o en casa escuchando la lluvia, que no puedas ponerte a resguardo, que te mojes o que temas mojarte son amenazas para las personas con ombrofobia, un miedo desmedido a algo inevitable como es la lluvia. Si sufres ombrofobia no es que consideres una molestia que se ponga a llover, sino que te empiezas a poner nervioso. Los nervios se transforman en temor y el temor en una serie de síntomas que son los mismos que los de la ansiedad. Para las personas con ombrofobia la lluvia es todo un peligro, por eso se disparan los mecanismos del miedo y de la ansiedad.

Se trata de un temor irracional y persistente, que puede manifestarse de bastante distintas formas. Algunas personas simplemente sienten ansiedad al acercarse al borde del mar o a una piscina, a pesar de que saben que esto no representa una amenaza para su integridad física. No debe confundirse con la hidrofobia, que en muchos casos se utiliza como sinónimo de la rabia. El mayor problema con la acuafobia es la vergüenza que produce en el que la padece, que provoca que esta no sea comunicada y, por lo tanto, no se solucione y se viva en silencio.

Efecto de opresión en el pecho Abdomen de la muerte Problemas gastrointestinales Estos síntomas son comunes a casi todas las fobias y pueden hacer la vida muy difícil a quienes las padecen. Especialmente si el motivo es imposible de predecir o gestionar, como es el caso de los fenómenos meteorológicos relacionados con la lluvia. Todavía hay que recordar que estos síntomas tienden a aumentar con la extensión del problema. Al consultar a una consulta de psicología especializada, es posible analizar en profundidad el origen del problema y proceder a una de las muchas soluciones posibles. Lo debido es hacer un esfuerzo para acertar una solución.

Consejos y recomendaciones para acompañarlos y ayudarlos a afrontar ésta situación. El alarma a las tormentas Es natural que, durante una tormenta, un niño busque consuelo en los padres. Las tormentas son atemorizantes y para los niños que les tienen mucho temor, el problema mayor no es la galerna misma, sino la anticipación de que se avecina. Esa anticipación puede conducirles a estrés y ansiedad continua. Podés leer: La Tierra y la ámbito convulsionadas: huracanes y terremotos Muchos niños dudan en salir de casa cuando creen que puede haber tormenta y hasta intentan evitar hacer cosas fuera. Ese tipo de estrés puede interferir con otros aspectos de su biografía, como el trabajo escolar, porque el temor les impide concentrarse. Cómo becar al niño que siente temor y ansiedad por las tormentas Hay varias cosas que podés implementar para acallar el temor de tu hijo. Algunos niños encuentran consuelo en saber el plan para mantenerse a salvo en caso de una tormenta.

Leave a Reply

Your email address will not be published.